Chiclana de la Frontera, Cádiz, España

Vejer de la Frontera

Las viviendas vacacionales Novo Blue se encuentran situadas a media hora por carretera de unos de los pueblos más bonito de España, Vejer de la Frontera.

En este pueblo datan de la edad del Paleolítico los primeros habitantes pero ya esta fortificada desde la Edad de Bronce. En aquella época era denominada “Besaro”. En las costas vejeriegas, Cabo de Trafalgar en Caños de Mecas, se produjo una de las batallas más conocida del Siglo XIX, la Batalla de Trafalgar que enfrento a la armada Inglesa, con el Almirante Nelson al frente, a las armadas española y francesa, donde se produjo la victoria de los primeros.

La villa de Vejer está situada a doscientos metros de altura sobre el nivel del mar, y su término alcanza kilómetros de costa con aguas cristalinas y arenas blancas infinitas como se puede ver en la zona de El Palmar o Caños de Mecas, playas conocidas por sus grandes olas para la diversión de los surferos así como sus interminables horas de sol donde desconectar durante las vacaciones.

La Villa de Vejer permite pasear por un pueblo hermanado con ciudades marroquí como Chaouen debido a sus características árabes así como nos deja disfrutar de su casco histórico creyendo volver en el tiempo y estar en el siglo pasado por sus construcciones de influencia árabe.

Se ha convertido en un destino gastronómico por su amplia variedad de Restaurante donde podemos disfrutar desde el atún o el pescado que se captura en su propia costa así como la carne de las ganaderías de la zona, que son de una calidad inmejorable y se pueden degustar en cualquier de la amplia variedad de locales que tiene el pueblo.

Tiene monumentos con historia que visitar como puede representarse con la iglesia del Divino Salvador, está ubicada en la parte más alta de esta localidad, dentro de su viejo recinto amurallado, declarado conjunto histórico-artístico. Recibe su nombre por ser el seis de agosto la fecha en que los cristianos reconquistaron la villa de Vejer.

A simple vista se aprecia que se trata de la yuxtaposición de dos edificios de distintas épocas, y que si aún subsiste el más antiguo es porque no se pudo completar el segundo a expensas del primero. Parece ser una construcción mudéjar levantada sobre la planta de una anterior mezquita, planta que la segunda edificación vino a ocupar después.